Tratamiento quirúrgico

Cirugía de nariz

La cirugía de nariz o rinoplastia corrige defectos en la forma y el tamaño de la nariz, ya sean de nacimiento, envejecimiento, lesiones o traumatismos, logrando un mejor equilibrio y armonía con los demás rasgos del rostro.

Es un procedimiento ambulatorio. Bajo anestesia general, a través de mínimas incisiones se realizan cambios en el esqueleto nasal osteocartilaginoso logrando reducir el tamaño y/o el ancho, alinear la nariz desviada, mejorar la definición de la punta y solucionar problemas respiratorios.

Se coloca una férula por 7 días y según el caso unos tapones nasales que se retiran entre 1 y 5 días. Suele haber hinchazón y hematomas en el postoperatorio pero no es doloroso.

La actividad habitual se retoma en una semana y la actividad física en 3 a 4 semanas.