Tratamiento quirúrgico

Cirugía de orejas

La cirugía de orejas u otoplastia está indicada cuando existen defectos en el tamaño y la forma de las mismas. Las llamadas orejas "salientes" en niños pueden ser motivos de burlas y afectar la autoestima y confianza en niños, por lo que la cirugía está indicada a partir de los 5 años. Asimismo en adultos orejas salientes, grandes, con defectos por resección de tumores o traumatismos y asimetrías entre ellas se corrigen quirúrgicamente.

Con anestesia local o sedación, a través de incisiones ocultas detrás de las orejas, se reseca y/o moldea los cartílagos de las mismas.

Las molestias en el postoperatorio resuelven con analgésicos comunes. La hinchazón puede durar algunas semanas. La actividad habitual se retoma en pocos días.