Tratamiento no quirúrgico

Rellenos

El ácido hialurónico es el relleno más utilizado a nivel mundial. Es un compuesto natural, biodegradable, que no produce alergias ni reacciones. Tiene la capacidad de atraer agua y funciona al reemplazar el ácido hialurónicino corporal que se ha reducido con el transcurso del tiempo, restaurando de ese modo el volumen debajo de la superficie de la piel.

Se utiliza para atenuar arrugas, rellenar surcos faciales, aumentar volumen típicamente de labios, pómulos o mentón y modelar la nariz (ver rinomodelacion). También se emplea para tratar secuelas de acné, cicatrices y depresiones en general.

El acido hialurónico aplicado a los labios da un resultado natural y estéticamente muy satisfactorio siendo una de las consultas mas frecuentes. Se puede hacer un perfilado labial, es decir acentuar el contorno, o dar volumen y proyección. Se pueden atenuar también las arrugas perbiucales que aparecen típicamente en el labio superior.

Los surcos que van de la nariz a la boca (nasogenianos) y los surcos que descienden de la comisura labial (líneas de marioneta) se rellenan y atenúan con muy buenos resultados.
Para dar volumen a pómulos y mentón se utiliza un acido hialurónico de alta viscosidad, colocándose más profundamente.

Colocado en el surco lagrimal (ojeras) se logra revertir la mirada cansada y atenuar el color oscuro de las ojeras.

El procedimiento se realiza en consultorio. Dura 20 a 30 minutos. El paciente vuelve a su actividad habitual. Puede haber hinchazón por 24 a 48 hs y ocasionalmente un hematoma o moretón.
El efecto del relleno con acido hialurónico dura en promedio 12 meses y va desapareciendo paulatinamente.